Alfred Kubin, el arte en la destrucción

El hombre que dibujaba pesadillas: Alfred Kubin. 

Alfred Leopold Isidor Kubin fue un ilustrador nacido en Bohemia en 1877 y fallecido en 1959, viviendo tanto la Primera como la Segunda Guerra Mundial. 

Proviene de una familia acomodada, su padre era agrimensor y su madre pianista, y ya en su infancia vivió una relación prácticamente inexistente con su padre y la pérdida de su madre junto con el posterior matrimonio que su padre contrajo con la hermana de su tía.  

Es durante este tiempo cuando el artista decide aislarse del mundo y busca refugio en la naturaleza y la lectura de cuentos, a tal nivel que en 1906 se fue a vivir con su esposa a un castillo. 

Al regresar de la escuela secundaria su padre decide enviarlo con su tío para aprender fotografía y, es tras cuatro años con este, cuando decide suicidarse en la tumba de su madre pero el arma se encasquilla y no se ve capaz de intentarlo otra vez. 

Después de este suceso, en 1898, tras ser expulsado del ejército debido a delirios en los cuales se creía un príncipe, decide ir a Múnich a estudiar arte y es al conocer a Max Klinger cuando se interesa por el dibujo. 

Las ilustraciones de Kubin están caracterizadas por lo oscuro, la muerte, el inconsciente y la violencia, a tal nivel que una vez, durante una exposición, se dijo que parecía la cámara de los. horrores. Aún así, fue muy reconocido, sobre todo después de la Segunda Guerra Mundial. 

De hecho, realizó ilustraciones para E. A. Poe, las más destacadas son las que hizo para “Doble asesinato en la Rue Morgue” pero lo cierto es que lo ilustró desde 1908 hasta 1920. 

La temática frecuente en sus ilustraciones es: la destrucción que la naturaleza lleva a las personas pero, sobre todo, la violencia que las personas son capaces de tener hacia otras; lo femenino y la mujer, como destructores pero también víctimas; y la muerte, el cual fue su tema principal junto con el abismo y lo desconocido. 

Pero, ¿qué llevó lo condujo a realizar este tipo de ilustraciones tan grotescas? 

Bien, al igual que dibuja las pesadillas, se puede decir que su vida también fue una, lo cual le lleva a dibujar esos terribles sucesos que ha vivido. 

La mala relación con su padre, la muerte de su madre, los horrores de la guerra… Todo ello y más marcó la vida y obra de Kubin para siempre lo cual le llevó a ser un dibujante oscuro pero brillante al mismo tiempo, con ilustraciones que contienen un eterno mundo de significados e interpretaciones, capaces de espantar y fascinar al mismo tiempo. 

Esta información junto con muchas de las anécdotas de su vida se pueden encontrar en el libro “De mi vida. Desde la mesa del dibujante y otros escritos” pero también escribió otros libros que pueden ser interesantes si te interesa saber más cosas sobre su obra. 

Es un libro muy interesante, sobre todo si te gusta el arte y te interesa saber más de la vida de los artistas, además de ser muy impactante, ya que realmente es una vida llena de obstáculos y dificultades con las que aprendió a vivir y plasmó en su arte. 


¡Suscríbete a nuestro Blog!Mantente al tanto de novedades, sorteos, descuentos,...
¿Cómo funciona Libreando Club?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*