Libreando Club®
24/4/2022

7 curiosidades acerca de Anaïs Nin

Una de las mujeres que se han brindado a la escritura con la misma libertad con la que han vivido. Conoceremos algunos detalles de su vida para poder comprender mejor sus obras, dotadas de un poder y una sensualidad sin límites.

Una de las mujeres que se han brindado a la escritura con la misma libertad con la que han vivido. Conoceremos algunos detalles de su vida para poder comprender mejor sus obras, dotadas de un poder y una sensualidad sin límites.

Ángela Anaïs Juana Antolina Rosa Edelmira Nin Culmell, nació en Neuilly-Sur-Seine, Francia, el 21 de febrero de 1903. Llevó una vida agitada, en donde el sexo y la experimentación tuvieron un lugar central. Amiga y amante de figuras tan notables como Henry Miller, Otto Rank, Salvador Dalí, Antonin Artaud, Gore Vidal o Lawrence Durrell, gran parte de sus aventuras sexuales son relatadas en sus diarios íntimos, con una asombrosa calidad narrativa y un tono tan desgarrador como hipnótico. Nin se nacionalizó estadounidense y escribió incansablemente a lo largo de toda su vida, dando a luz a novelas vanguardistas del surrealismo.

A continuación, te contaremos 7 curiosidades sobre Anaïs Nin que te fascinarán.

7 curiosidades sobre Anaïs Nin

7 curiosidades sobre Anaïs Nin


1. Henry y June

Si bien Anaïs Nin estaba casada con Hugh Guller, un banquero que la celaba profundamente, fue amante tanto de hombres como de mujeres. Durante años mantuvo una relación turbulenta con el escritor Henry Miller y su esposa June. Amaba y gozaba con ambos por separado. Este triángulo amoroso dio lugar a las páginas más candentes de su obra más íntima y a la vez más famosa, los Diarios de Anaïs Nin.

 

2. La relación con su padre

Anaïs Nin mantuvo una relación incestuosa con su padre durante años. Algunos de sus encuentros íntimos son relatados en sus diarios, así como en su obra Incesto, editada por la editorial Siruela en el año 2015. Su padre, aficionado a la fotografía, la retrataba constantemente, incluso mientras tomaba un baño, y ella posaba para él. Llegó a referirse a esos momentos como de verdadera comunión. Vivieron su relación con una pasión desmedida, en apariencia sin culpas. En sus textos, Anais se refiere siempre a él como Padre, con mayúscula. Sentía una enorme admiración.

7 curiosidades sobre Anaïs Nin


3. Anaïs, bailaora de flamenco

Además de escribir incansablemente, Anais Nin fue modelo y bailaora de flamenco. Para ella el baile era una forma de seducción. En sus sesiones de psicoanálisis con el Dr. Allendi, relata que acabó abandonando el flamenco porque era una forma de seducir a su padre. El padre de Anaïs desaprobaba absolutamente el que ella bailara, lo consideraba propio de las prostitutas. Podría haber tenido una carrera de éxito en el baile.


4. Sus amantes y la moralidad

Recibía a sus amantes en su propia casa, y mantenía relaciones en la cama que compartía luego con Hugh, su marido. La culta y el sentimiento de moral nunca la atormentaron, no veía nada de malo en amar y ser amada en el mismo lecho. Expresó en sus diarios: «Ninguna moralidad, mientras el daño hecho no se manifieste por sí mismo».


5. Anaïs Nin, sus diarios

Comenzó a escribir sus diarios íntimos a la temprana edad de 11 años, y los continuó durante décadas. El manuscrito original cuenta con más de 35.000 páginas, y se conserva en la Universidad de California, Los Angeles (UCLA). Traducidos a innumerables idiomas y reeditados incansablemente, los diarios de Anaïs Nin se convirtieron en su obra más genuina e íntima, en ellos su pluma supo dar nombre a un gran número de pasiones.


6. Anaïs y el psicoanálisis

Convencida del poder curativo de la palabra, sometió su inconsciente a análisis con dos de los más prestigiosos psicoanalistas de la época, el Dr. René Allendy y el Dr. Otto Rank. Varias de sus sesiones son relatadas en sus diarios íntimos, con lujo de detalles. Se cree que Anaïs llegó a convertirse en amante de ambos.


7. Su negación a la maternidad

Luego de un embarazo no deseado, Nin aborta. Se sentía madre de sus hermanos, de su esposo, de su padre y de todos sus amantes, se rehusó a traer al mundo una criatura. Para ella, eso hubiera sido seguir ocupando ese lugar que detestaba. Expresó: «Quiero vivir tan solo para el amor del hombre y como artista. Como amante, como creadora. Nada de maternidad, de inmolación, de generosidad. La maternidad sería otra vez la soledad: dar, proteger, servir, entregarse. No. No. No».

7 curiosidades sobre Anaïs Nin


Suscripción de libros sorpresa según tus gustos

DESCUBRE MÁS

Libreando Club

Gracias por visitarnos, amante de las humanidades. ¡Nos leemos! 😊


Últimos posts

Newsletter

Sé el primero en leer nuestros próximos artículos

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.