Madrid, 6 de diciembre de 2018

¿Lugar? Fundación Telefónica, Madrid ¿Fecha? Miércoles, 5 de diciembre ¿Qué? Presentación del libro “Mi vida a través de mis textos”. ¿Quién? Juan Miguel de nacimiento, Keko para el entorno más cercano y JPelirrojo para todos aquellos fans denominados “rutilófilos”.

A sus 33 años, JPelirrojo cuenta con un canal de YouTube con más de un millón de suscriptores, dos libros autobiográficos publicados (“Mi vida a través de mi música” y “Mi vida a través de mis textos”) y seis discos. Pero no sólo es un youtuber más, un rostro conocido o un viva la pepa que se dedica a pasarlo bien, grabar videos y compartir su vida tan escandalosamente genial en redes sociales. En el evento demostró que tiene inquietudes, que lo que más le gusta en la vida es aprender y que nunca ha dejado de hacerlo. Actualmente es coach de paracaidismo, adiestrador de perros titulado, técnico de sonido, editor de videos, técnico de postproducción y 3D. Y deja una lección a los asistentes:

“No dejar de aprender nunca, aprender todos los días hasta el día en que te mueras”

Este miércoles pasado, Fundación Telefónica acogió a unas 80 personas para la presentación de su último disco y su segundo libro. Y es que esta era una ocasión especial, puesto que llevaba algún tiempo sin organizar eventos o conciertos, retirado de esa vida pública. Dedicó el evento a todos los rutilófilos habidos y por haber. Primero habló un poco de su infancia siendo pelirrojo y rellenito, llevando aparato externo y haciéndose pis en la cama hasta los 10, lo que le hizo sufrir bullying. El evento pronto adquirió ese rumbo de crítica al acoso ya no solo escolar y se convirtió en una reunión de gente friki, orgullosa de ser friki. Porque ahora ser friki no es motivo de burla, sino que mola, es lo más y no serlo supone un motivo de exclusión social. También habló de su situación familiar en casa y de que le prohibieron componer música rap, cosa que siguió haciendo. Con la situación que vivía en casa y en el colegio, confiesa que se le pasaron ciertas ideas por su cabeza y aquí es donde capta toda mi atención. Acto y seguido agradeció a ese Keko niño el haber seguido para delante, porque no hacerle caso a su mente le ha hecho vivir experiencias que jamás hubiese pensado que disfrutaría. Es en este momento cuando surge la idea de hacerse llamar a sí mismo “jodido pelirrojo” (y de ahí viene lo de JPelirrojo) y convertir todo aquello que sus compañeros de clase le reprochaban en algo especial, en algo con lo que sentirse orgulloso, en algo distintivo, en una seña de identidad, una marca. A los 17 años, dejó los estudios, dejó la casa donde vivían sus padres y fue obligado a empezar de cero, a buscarse la vida por sí mismo y, en definitiva, a madurar a base de golpes que le propinaba la vida.

No fue una presentación y firma al uso, JPelirrojo quiso ser fiel a sí mismo, su carácter y estilo y todo lo que él representa, y hacer algo rompedor, diferente y ameno, cosa que se ciñe a su personalidad. Quiso que el evento otorgara valor a sus asistentes, que no sólo fuera una firma en un libro, hacerse una foto y “si te he visto, no me acuerdo”. Dado que ahora quiere vivir al máximo, aprender, poder transmitir valor y herramientas y servir como inspiración para que las personas que le rodean puedan, día a día, conseguir lo que quieran y lo que les hace felices, pensó que qué mejor ocasión para aportar valor que una presentación de un libro.

 

A modo de resumen, aquí enumero los cinco pasos para conseguir aquello que queremos.

1. Saber lo que queremos y saber distinguir entre meta y sueño

Y esa diferencia la hace un plan, un esquema, una serie de pasos cuyo objetivo es aquello que ansiamos. Creo que esta charla fue muy buena idea, puesto que el 70% de los asistentes eran chavales de dieciséis años, metidos de lleno en esa etapa en la que empiezan a indagar quiénes son y qué quieren. Una de las preguntas fue “¿y qué pasa si no sabemos qué queremos?”, a lo que JPelirrojo contestó sabiamente “pues ese es tu objetivo: descubrir cuál es tu objetivo. Y no hay mejor manera de descubrirlo que probando deportes, sumergiéndote en experiencias nunca antes vividas y conociendo gente nueva”. Lo fundamental para no caer en falsos objetivos es preguntarse el “¿para qué?”, ¿para qué quiero lograr esto?, ¿para qué estoy haciendo esto? Si algo lo quieres de verdad, estarás dispuesto a dedicarle el 200% de tu energía y de tu tiempo. Y no te importará dedicarle ese tiempo y esa energía a algo que te va a hacer feliz el resto de tu vida, porque lo estarás ocupando en algo que te llena, que te hace feliz, no lo vas a ves como una pérdida, sino como una inversión.

2. Después de percibir las posibilidades que nos ofrece el entorno, habrá que escoger la mejor opción.

Si mi objetivo es ir a París, puedo salir de casa a las seis de la mañana y ponerme a andar hasta que disipe la Torre Eiffel. O puedo coger el coche, un avión o un autobús. La opción elegida nos dará paso a elaborar nuestro plan. Lo mejor es dividir el plan en fases o etapas y nunca perder de vista lo que queremos lograr, es decir, que conviene hacer un repaso mental diario de qué queremos y en qué paso del plan nos encontramos. La vida es cuestión de prioridades, por lo que hay que intentar hacer todo aquello que nos lleve a nuestro objetivo, porque muchas veces podemos desaprovechar esfuerzo y tiempo en actividades que nos alejan de nuestro objetivo.

3. Obstáculos

Hay que hacer frente a los obstáculos, que adquieren muchas formas y tamaños. Así podemos encontrarnos muros infranqueables, baches o hundimientos en el terreno. ¿Cuál es la mejor manera de hacerles frente? Hacerlo con entusiasmo, con ganas y con actitud positiva porque esa aventura es la que te hace que crezcas como persona, es la que te hace aprender, y la que te dota de más fuerza. No falla quien se encuentra problemas en el camino, sino quien abandona. Cuando uno falla, aprende de los errores y cómo salir de los problemas con autodeterminación y constancia, y eso es lo mejor de la vida: aprender cómo caer, dónde puedes caer y cómo levantarse. Muchas veces esos obstáculos nos los ponemos nosotros mismos en tono de excusa. En estos casos hay que pensar que seguramente alguien con otras circunstancias o características menos buenas que las tuyas, ha conseguido lo que tú quieres conseguir.

4. CORRER Y LEER.

Frase dicha por el actor Will Smith. Se refiere a tener resistencia, a seguir luchando y levantándose. En definitiva, no abandonar. Con la segunda parte se refiere a aprender de los errores de los demás, aprender lo máximo, formarse, leer biografías de gente que consiguió nuestro objetivo. En resumen, documentarse.

5. Dedicarle horas y esfuerzo. Ser constante en la consecución del objetivo.

Este es el paso más importante de todos. Otro factor influenciable en alcanzar nuestra meta es el grupo de gente que nos rodea. Codearse con personas exitosas, que se esfuerzan y trabajan duro por sus metas, nos hace más exitosos, nos hace esforzarnos más y trabajar duro. Y esto ocurre porque al pasar tiempo con las personas, los hábitos de éstas se nos pegan y acabamos adaptando sus hábitos para aplicarlos en nuestra vida. Ya lo dijo Jim Rohn:

“Eres la media de las cinco personas con las que pasas más tiempo, así que rodéate de gente exitosa y serás exitoso. Rodéate de inútiles, y te convertirás en un inútil”.

Además, rodearte de gente que te aporta valor, hace que ese impacto con efecto positivo continúe aun cuando esas personas ya no estén en tu entorno.


Estos cinco pasos van a lograr que nuestro coche de alquiler con el viajamos a París se convierta en un Monster Truck capaz de destruir, librar, escalar y franquear esos muros, esos obstáculos. Tal y como dice JPelirrojo: “falla, aprende, mejora, motívate, no abandones”.

Para finalizar el coloquio, pasamos al acto de la firma en sí. Aquí le tengo que poner un punto negativo a la presentación. Pues JPelirrojo en su afán de agradar a sus “rutilófilos”, con la primera mitad de la cola se pasó un largo rato, charlando con cada uno de los asistentes, concediendo autógrafos y fotos a diestro y siniestro. En cambio, como el tiempo se echaba encima, cosa que nos pasa a todos los mortales, famosos y no famosos, con la otra mitad de la cola (en la que yo me encontraba), JPelirrojo solo pudo echar un garabato rápido o algo que pretendía ser una firma, obligándonos a hacernos las fotos pertinentes fuera de la Fundación Telefónica, que cerraba ya sus puertas tras tres horas de presentación. El acto empezaba a las 19:00 horas de la tarde y en principio, finalizaba a las 21:00 horas. Sin embargo, la segunda mitad de la cola salió sobre las 22:00 horas de la noche.

Tengo que agradecerle a JPelirrojo su predisposición para con los admiradores y que me haya abierto los ojos. Me explico. Tengo prejuicios hacia los youtubers. Los veo como personas sin oficio ni beneficio. Me parecen seres vacíos, sin ningún tipo de pretensión, salvo la de acumular seguidores como fin para acumular dinero. Seres sin ningún tipo de pensamiento crítico, creados para agradar a jóvenes que lo que buscan es humor rápido, visual, en el que no haga falta pensar y carente de gracia a mano de referentes sin aspiraciones, sin ética ni conciencia ciudadana, que amasan dinero y fama sin control y que además fomentan una sociedad de consumo, con falta de valores, sin pensamiento crítico y cuya población es estúpida e inculta.

Pero JPelirrojo me ha demostrado que hay gente en el gremio que merece la pena, que no tiene ni un pelo de tonto y que tienen inquietudes más allá de fama y dinero: que aspira a aprender, que invierte dinero, tiempo y esfuerzo en cursos y que lo más importante de la vida es aportar, transmitir y adquirir valor de otros y a otros para la vida de otros y para la de uno mismo. Porque con valor se consigue mucho aprendizaje, mucha felicidad y mucha buena compañía. Valor, el bien más preciado.

Alejandro, Esencia a Libro Nuevo

RSS
Email
Facebook
Google+
https://libreando.club/correr-y-leer-nada-mas-que-hacer-una-guia-para-ser-feliz-por-jpelirrojo">