Igual te da por sentirte acompañado de una fabulosa estantería en tonos claros que recorra la estancia de pared a pared o más bien te acomodes en un rinconcito del salón. Tal vez sientas que unas baldas recicladas te hacen el apaño o puede que reutilices esos muebles de la abuela que con cariño han llegado hasta ti. Con un poco de suerte tienes dedicada en exclusiva un área de lectura o quién sabe, el infinito pasillo de casa está repleto de ejemplares que a tu paso lucen y parecen saludarte.

Los libros estén donde estén, duerman donde duerman, nos recuerdan el cariño con el que han sido escritos, desde el corazón de un escritor o escritora en un enclave mágico de su hogar hasta llegar al público. La obra adquirida, auto regalada u ofertada por un amigo se hará hueco en la estantería; la narrativa te va a envolver entre una serie de momentos dulces y amargos, entre ritmos de jazz y acordes más intensos. Durante varias horas, las novelas pasarán ratos agradables entre tus manos, pero la historia que contiene permanecerá en tí por mucho tiempo, la vivirás en primera persona y la harás tuya, porque así lo es.

Entonces, ¿qué tipo de lector te consideras? Puede que seas de aquellos que deseas volver a leer alguno de tus libros favoritos; o igual eres de los que se sienten tan inspirados por la trama que llevan a cabo algún cambio en su vida, que se atreven a hacer algo diferente para salir de su zona cómoda.

Puede que te gusten tanto que los recomiendas a tu círculo cercano o los compartas en internet. Tal vez te lleven a una etapa de tu vida en donde vivías en tal sitio o acudías a clases de la universidad en determinado campus. Tal vez tienes unos clásicos que adoras o detestas y esos otros que pululan por ahí; en cambio, la existencia de algunas obras que no te llamaron ni una pizca, pero decidiste concluirlas porque así te lo propusiste. Igual eres de los que prefiere escuchar música de fondo o bien, te acomodas en el silencio de la noche para disfrutar de la tranquilidad de tu barrio y continuar con la lectura del día anterior u otra novela si lo que te motiva es combinar varias obras.

En realidad, los libros son creados por artistas que cargados de creatividad e imaginación tenemos la capacidad de idear historias, que llenas de magia, consigan atrapar al lector o dicho de otro modo, lo que aparece escrito está ahí para resultar inspirador, atractivo, seductor, bélico, dramático; en definitiva para ser vivido.

Sea cual sea tu aventura sigues enganchado a la lectura, no sabes muy bien porqué, pero vives en una encrucijada entre la sensatez de “no comprar más hasta que lea todo” y “un quiero este libro pero ya”. Te encuentras dividido entre el bien y el mal. Decides explorar y buscas de manera constante el equilibrio si es que eso existe y sin darte cuenta ya te has leído unos cuantos libros al mes y vas cumpliendo con tu reto anual.

La verdad es que te sumerges tanto que te olvidas del mundo, aunque sea por un momento.

¿Cómo van esos retos lectores de este año?

¿Posees un cuaderno donde anotar tus lecturas?

Feliz semana lectores

Nos vemos por IG

Paloma Fabián Barriuso



¡Suscríbete a nuestro Blog!Mantente al tanto de novedades, sorteos, descuentos,...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*