María Mendoza de Vives (1819-1889) – Biografía & Curiosidades

Luego de la predominancia del movimiento del Romanticismo en España a inicios del siglo XIX, la literatura europea busca un cambio radical de la expresión drástica de sentimientos.

En este momento se popularizan corrientes artísticas diferentes al Romanticismo, casi opuestas, cuyo enfoque principal es resaltar, no lo subjetivo como el las obras románticas, sino más bien la objetividad, lo que se visualiza.

Estos movimientos incluyen al Naturalismo y al Realismo, dos importantes corrientes literarias de la época cuyo enfoque realzaba a la belleza natural existente en el territorio español.

Si bien es cierto que muchas figuras masculinas permitieron el surgimiento de un estilo de escritura menos metafórico y más literal, no podemos hablar de arte en el siglo XIX sin mencionar las figuras femeninas de la escritura.

El Realismo y Naturalismo se vieron maximizados a través de las perspectivas de mujeres escritoras que desafiaban a una sociedad misógina con sus palabras, abriendo paso a un nuevo camino de la literatura española.

Uno de los personajes de mayor relevancia cuando hablamos de Naturalismo en España es María Mendoza de Vives, nacida en la provincia andaluza de Málaga, en la localidad de Ardales.

Las obras artísticas de esta figura femenina andaluz, cuyo repertorio incluye poemas y novelas culturalmente significativas, continúan siendo objeto de admiración e influencia en la literatura de los tiempos modernos.

Por lo tanto, en este artículo, te presentamos en detalle a los puntos más destacados de la vida de este célebre autora española llamada María Mendoza.

 María Mendoza de Vives

Obstáculo familiar

María nace de la unión de un importante personaje médico de la comunidad de Ardales, el doctor Juan Mendoza Rico, y de una madre estricta llamada Luisa Agustina Méndez cuya crianza influyó en la niñez de María.

Aunque la familia Mendoza tenía una buena posición económica que abriría muchas puertas para una aspirante de la poesía, la madre de María le prohibía le escritura.

No fue sino hasta luego de la muerte de su figura materna que María Mendoza inicia su trayectoria como autora a través de sus primeras publicaciones en los periódicos de la localidad.

Compartió esta labor de escritora para los diarios locales junto a otra futura escritora de renombre en la España del siglo XIX, Dolores Gómez de Cádiz.


Casamiento y reconocimiento nacional

Mendoza contrae matrimonio al cumplir los 20 años de edad de la mano de un justiciero llamado Ramón Vives, engendrando a dos hijas que recibieron su aprendizaje en el hogar.

La nueva familia se muda de región española en un par de ocasiones, llegando a Barcelona, ciudad en la cual María continuaría su oficio como escritora para periódicos de mayor renombre, como el reconocido diario de El Siglo Literario.

Su trabajo para los diarios en esta ciudad le permitió alcanzar un nuevo nivel de fama, en especial entre la nobleza de Barcelona, llegando a ser elogiada durante la primera edición de los Juegos Florales llevados a cabo en la ciudad.

Las obras de María Mendoza comenzaron a popularizarse por su particular estilo de escritura poética que tomaba en cuenta a las tradiciones y establecía preguntas morales en respuesta al estado de la sociedad española de la época.

Esto estableció a María como una de las autoras más emblemáticas con visión feminista que vivió en la segunda mitad del siglo XIX, acompañando a personajes notorios como Pilar de San Juan y María Massanés en la lucha por la igualdad.


Luto y años finales de elogios

Eventualmente, su marido Ramón es solicitado para formar parte de los miembros de la realeza, siendo fiscal de la Reina, representando a España desde el territorio filipino durante dos años hasta su fallecimiento.

Cuando esto ocurre, María Mendoza retorna a Barcelona y conoce a quien se convertiría en su segundo esposo, con quien viviría en la zona madrileña, dándole continuidad a la elaboración de nuevas obras literarias.

El trabajo poético de María recibió grandes reconocimientos debido a su singular contenido realista y naturalista que honraba a España y no dejaba atrás el contexto moral progresista.

Esto es lo que lleva a que Mendoza se asocie con diferentes instituciones de la literatura como la Real Academia de Buenas Letras en la localidad de Barcelona, en donde eventualmente muere en el año 1894.



¡Suscríbete a nuestro Blog!Mantente al tanto de novedades, sorteos, descuentos,...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*